Columnas de Opinión

Liderazgo en tiempos de globalización

​¿Qué hace a un verdadero líder? Diferentes académicos han intentando enumerar las características que poseen los grandes líderes, como lo ponen de manifiesto los numerosos libros que abordan esta temática, a la vez que resaltan la importancia y protagonismo que ha adquirido esta figura en el ámbito empresarial. Sin embargo, algunas preguntas se mantienen aún latentes ¿En qué elemento reside la fórmula del liderazgo? ¿En su habilidad por innovar? ¿En su manera de inspirar a los demás? ¿En su capacidad de ejecutar o asumir responsabilidades?

En su libro El código del líder, el gurú de los negocios, Dave Ulrich, enumera cinco dimensiones donde se define el liderazgo: la estrategia, la ejecución, la dirección de otros, el desarrollo de capital humano y el desarrollo de uno mismo. Cada persona podrá posicionarse de diferentes formas en estas dimensiones exaltando algunas más que otras, según las características personales o la situación que cada cual enfrenta. Seguramente algunas habilidades se posean de forma innata y otras deberán ser adquiridas y ejercitadas. En un caso u otro, se tendrán que superar los desafíos correspondientes para poder alcanzar el éxito.

“El líder de hoy deberá mirar más allá de sus fronteras, para poder desarrollar una mirada amplia que tenga en cuenta diferentes aspectos que inciden en el desarrollo de su negocio”.

El entorno no jugará un rol menor cuando se trata del desarrollo del líder. En América Latina, por ejemplo, la dimensión estratégica se verá fuertemente influenciada por la incertidumbre y el permanente cambio que caracteriza a nuestro continente cuando de aspectos económicos y políticos se trata. Esta cualidad exige que nuestros líderes, más allá de la visión que sepan desarrollar respecto del futuro de sus organizaciones, también deban incorporar flexibilidad y creatividad para adaptarse a los cambios de contexto que puedan surgir y prestar especial atención a metas de mediano y corto plazo.

En este panorama -asimismo- se debe tener en consideración la posibilidad de integración regional, una tendencia que toma vuelo a nivel mundial y de la cual las distintas economías y negocios pueden verse beneficiadas. De esta manera, el líder de hoy deberá mirar más allá de sus fronteras, para poder desarrollar una mirada amplia que tenga en cuenta diferentes aspectos que inciden en el desarrollo de su negocio.

En las últimas décadas los métodos que promueven el desarrollo del liderazgo se han multiplicado. Desde libros hasta coaches pasando por diferentes tipos de cursos. Como escuela de negocios de referencia en América Latina, el IAE Business School contribuye al desarrollo de líderes en nuestro continente. No sólo a través de la colaboración con iniciativas empresariales sino también a través de programas educativos como el EMBA regional donde confluyen personas de diferentes países latinoamericanos y donde se provee de una fuerte base conceptual y experiencias de aprendizaje que, aunque se alinean con las mejores prácticas globales, ponen el foco en nuestra región, enfatizando los valores que un líder latinoamericano en rol directivo debe reunir.